La plata proteica (la plata utilizada para la desinfección de frutas y verduras) es el tipo más común de los llamados “productos a base de plata coloidal”. Este tipo de plata consiste en una combinación de partículas metálicas de plata y una cubierta proteica, y puede ser fácilmente producida, simplemente agregando agua a un polvo a base de plata proteica, el cual es vendido por varias compañías de productos químicos. Esta tecnología de producción tiene más de 100 años de antigüedad.

Aunque las compañías comercializan este tipo de productos con el nombre de plata coloidal su verdadero nombres “plata proteica”. Estos productos tienen por lo general grandes partículas de plata, tan grandes que no pueden permanecer suspendidas en el sustrato en el que se encuentran, por lo que necesitan de un aditivo proteico el cual evite que estas sedimenten (las partículas pueden ser hasta 10,000 veces más grandes que el tamaño ideal). Entre los diferentes aditivos proteicos que pueden ser utilizados, el más común es la gelatina (grenetina). Las moléculas de gelatina encapsulan las partículas de plata, confiriéndoles una mayor flotabilidad, evitando que se hundan. La presencia de gelatina crea un riesgo de contaminación bacteriana y es uno de los peligros de utilizar la plata proteica.

 

Cómo saber si es plata proteica

Para saber si un producto está hecho a base de plata proteica en lugar de plata coloidal verdadera, observe las siguientes características:

El producto hace espuma: cuando se agita, un producto a base de plata proteica hará espuma, la cual persistirá por varios minutos después de la agitación. Este es el más confiable indicador.

Concentración:   Los   productos   a   base   de   plata   proteica   tienden   a   tener   altas concentraciones, típicamente en el rango de 30 a 20,000 ppm (partes por millón), o lo que es lo mismo, miligramos de plata por litro de agua (mg/L). Por ejemplo, un producto que tenga 0.35% de plata en su fórmula tiene el equivalente a 3,500 ppm.

Color: El color va de un ámbar ligero a negro, conforme la concentración de plata aumenta.

 

Peligros

Debido a la alta concentración de grandes partículas de plata, se sabe que los productos a base de plata proteica causan argiria, una condición anormal que causa que la piel se torne gris -azulosa.

Agregar proteína a la plata coloidal es potencialmente inseguro, dado que se propicia el crecimiento de bacterias. Esto pasa cuando la proteína (gelatina) encapsula a la partícula de plata, evitando que la plata mate a la bacteria.

Más información en: www.silver-colloids.com