El Dengue, Chikungunya y Sika se transmiten por medio del mosquito aedes aegypti el cual vive y se reproduce en agua limpia estancada y se esconde en lugares oscuros y maleza; se distingue por tener manchas blancas en patas y espalda, sin embargo el Chikungunya, también se transmite por el mosco aedes albopictus y los de esta enfermedad son más fuertes, informó Eduardo Díaz Juárez, secretario de Salud y director general de los Servicios de Salud.
Como dato, el Dengue se divide en dos enfermedades: dengue clásico, que se presenta por medio de dolor de cabeza, fiebre alta, dolor en los músculos tipo artritis y articulaciones, manchas rojas en la piel, náuseas y perdida de al apetito, y el dengue hemorrágico, presenta además hemorragias nasales, sangrado en encías y dolor de estómago intenso y continuo.
Recomendaciones: utilizar el abate que proporciona la SSD (evita se reproduzca el mosquito) uso de repelente y mosquitero en puertas y ventanas, limpia patios y azoteas, participa en campañas de descacharrización, ten cuidado del agua almacenada, lava con jabón cualquier recipiente en el que se pueda almacenar agua, tapa todo recipiente en el que se almacene agua, voltea cubetas o tambos que puedan almacenar agua y tira botellas, llantas o trastes que no se utilicen y en los que se pueda acumular agua.
Por otra parte del Chikungunya se mantienen los síntomas por al menos 10 días, el mayor grupo de riesgo son los niños menores de cinco años, adultos, mayores de 75 años, personas con enfermedades crónicas como diabetes e hipertensión y ante cualquier síntoma se debe acudir a la unidad de salud más cercana.
La enfermedad del Sika, es un nuevo virus transmitido por el mismo mosquito que causa el Dengue y la Chikungunya, causa fiebre leve, dolor en las articulaciones, edema en las extremidades, así como erupción en la piel; siendo la mayoría de estos síntomas propios del dengue pero más del Chikungunya.
Díaz Juárez destacó que las medidas de prevención, en la trasmisión de ambas infecciones son: colocar mosquitos en puertas y ventanas, eliminar recipientes que almacenen agua, no tirar basura en la calle, lavar cubetas, tinacos y cisternas periódicamente y no automedicarse.